Cano, Alonso


Granada, 1601 - 1667

Cristo y la Samaritana

Nº Inventario: 0548
Datación: ca. 1650-1652
Otros números: R. 4. En etiqueta circular: 49.
Dimensiones: 166 x 205 cm
Técnica: Oleo sobre lienzo
Procedencia: Cartuja de Santa María de las Cuevas, Sevilla; incautado por los franceses en 1810, ingresó en la Academia en 1813.
Observaciones: Formado en Sevilla desde su adolescencia, Cano es excepcional como pintor, escultor y arquitecto. en 1638 parte a Madrid como pintor y ayuda de cámara del conde duque de Olivares; pinta diversos lienzos para el Alcázar y ejecuta retablos en iglesias y conventos madrileños. En 1651 Felipe IV le nombra racionero de la catedral de Granada; un año más tarde regresa definitivamente a su ciudad natal e instala su taller en una torre del templo, realizando el facistol del coro y las lámparas del altar mayor, además delos lienzos de la Vida de la Virgen para el retablo mayor. En 1658 ordena sacerdote. Poco antes de su muerte es nombrado maestro mayor de la catedral y de las trazas para la fachada, pero no llega a verla construida.
La obra representa un pasaje del Nuevo Testamento recogido en el capítulo 4 de Juan. Es un lienzo bellísimo en que el maestro granadino, partiendo de una estampa del pintor holandés Saenredam, recoge a la vez lo mejor de la pintura renacentista veneciana. En un fondo de paisaje con celajes de tonos azules y grises, la samaritana apoya su cántaro en el brocal del pozo mientras escucha a Cristo. El azul y el rojo de Jesús, y los tonos violáceos de ella destacan sobre el fondo verde intenso. A la derecha, en la lejanía, se ve un paisaje árido donde destaca la figura de Cristo predicando a un grupo. Se aprecia una clara composición diagonal escalonada en planos de profundidad.   La colocación del pozo en el centro confirma la ascendencia clasicista de Cano. En realidad, en cuanto a composición y tipos, las influencias mayores proceden del ámbito veneciano. Hay una gran proximidad entre la figura de la samaritana y determinados modelos del Veronés, así como hay gran influencia veneciana en los últimos planos del paisaje. Eso sí, la gama cromática está muy alejada de lo veneciano porque Cano no conocía este tipo de pintura más que por grabados. Cano estudia atentamente sus obras a través de grabados, primero, y después en su etapa madrileña, gracias a las colecciones reales, en especial, restaurando en 1640 las pinturas dañadas en el incendio del Buen Retiro. 
 Este cuadro formó parte de una serie de ocho, todos de idénticas dimensiones, cuya fecha y destino original se ignoran, los cuales fueron adquiridos por la Cartuja de Santa María de las Cuevas en Sevilla, donde ya se mencionan en 1763, y en cuyo refectorio todavía los vio el historiador y crítico Ceán Bermúdez en 1800.  Todos excepto éste, representan escenas del Antiguo Testamento. Los únicos que se conservan son el cuadro de la Academia; José y la mujer de Putifar, en una colección privada suiza; y Adán labrando la tierra y Eva cuidando a sus hijos, en la Pollok House de Glasgow.
 En 1810 el conjunto fue requisado por los franceses y expuesto en el Alcázar de Sevilla, pero en los años siguientes  fue desmembrado y a partir de entonces se pierde la pista de la mayor parte de los cuadros.  En concreto este lienzo fue enviado a Madrid en enero de 1811, junto con otros dos de la serie, como parte de un lote destinado a complementar el regalo de José I al Museo Napoleón. Todos quedaron depositados en el Convento el Rosario, y fue en este punto donde desaparecieron los lienzos con las historias de David y José. Finalmente fue llevado a la Academia en mayo de 1813. 
Exposiciones:
  • Pintura española del Siglo de Oro, Museo de Arte de Seibu, Tokio, sep. - oct. 1985; Museo de Arte, Osaka, oct. - nov. 1985.
  • Cinq siècles d'art espagnol. De Greco à Picasso, Musée du Petit Palais, Paris, oct. 1987-en.1988.
  • Alonso Cano: IV centenario: espiritualidad y modernidad artística, Hospital Real, Granada, dic. 2001 - mar. 2002; Fundación Santander Central Hispano, Madrid, abr. - may. 2002.
  • El Gran Silencio, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla, oct. 2015 - feb. 2016.
Bibliografía:
  • TORMO, Elías, La visita a las colecciones artísticas de la Real Academia de San Fernando, Madrid, 1929, 123.
  • PÉREZ SÁNCHEZ, Alfonso, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Inventario de las pinturas, Madrid, 1964, 53, nº 548.
  • VV.AA., Cinq siècles d'art espagnol. De Greco à Picasso, Musée du Petit Palais, Paris, 1987, 169-170.
  • AZCÁRATE RISTORI, José María (ed.), Guía del Museo de la Real Academia de San Fernando, Sección A, Madrid, 1988, 45.
  • AZCÁRATE Y RISTORI, José María de, "Pinturas y dibujos desde el siglo XV al XVIII", en: PITA ANDRADE, José Manuel (coord.), El libro de la Academia, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, 1991, 99;101.
  • VV.AA., Alonso Cano IV centenario espiritualidad y modernidad artística, Hospital Real, Granada 2001.BONET CORREA, Antonio (coord.), Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Guía del Museo, Madrid, 2004, 109.
  • BONET CORREA, Antonio (coord.), Real Academia de San Fernando, Madrid. Guía del Museo, Madrid, 2012, 107.
  • VV.AA., El Gran Silencio, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla, 2015.
Fotografías: Carlos Manso
Compartir esta obra

Otras obras en la colección


NOTA: Estas bases de datos son el resultado de un trabajo acumulado en diversos departamentos y en períodos diferentes. Los usuarios comprobarán que hay registros incompletos y desiguales en contenido, campos que deberán ser revisados e imágenes que iremos sustituyendo a medida que se vayan haciendo las campañas fotográficas. Todo ello será un trabajo de meses y quizá de años que deseamos no demore la accesibilidad de las personas interesadas en conocer nuestras colecciones. Rogamos nos disculpen estas deficiencias que iremos subsanando de manera escalonada y de la cual daremos periódicamente cuenta en nuestra página web y redes sociales.

© 2017-2019. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. c/ Alcalá, 13. Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Esta base de datos/portal web se ha realizado gracias a una subvención nominativa de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid con cargo a los presupuestos municipales de 2018