Monumentos Arquitectónicos de España (1852-1881)

Este proyecto nació de una iniciativa de la Escuela Especial de Arquitectura recién creada, en 1844, en el seno de la Real Academia de San Fernando. Su base fueron los levantamientos que realizaron los alumnos de la Escuela, como ejercicios de aprendizaje, en sus viajes de prácticas para dibujar arquitectura histórica. La iniciativa nació con fines didácticos, pero pronto asumió la tarea de visualizar el tesoro de los principales bienes arquitectónicos de España, dentro del clima europeo imperante en esos años de valoración del patrimonio monumental de cada país.

Su objetivo era reunir y dar a conocer, en una publicación de lujo y con estampas de la máxima calidad, los principales monumentos de las tres culturas en suelo español -pagana, mahometana y cristiana- tal como fueron clasificados por la Comisión encargada de coordinar este proyecto, creada por Real Orden de 3 de julio de 1856. Las imágenes de las láminas representan principalmente edificios históricos y elementos arquitectónicos, aunque también podemos encontrar pinturas, vidrieras, cerámica, escultura, eboraria, orfebrería o mobiliario.

Leer más

Para la parte gráfica se emplearon diferentes técnicas: aguafuerte y buril sobre matriz principalmente de acero -aunque ocasionalmente también se utilizó el cobre- aguatinta, litografía y cromolitrografía. La Calcografía Nacional hubo de actualizar las técnicas y la maquinaria de estampación, e incluso el papel tuvo que importarse, ya que en España no se fabricaba de tan grandes dimensiones.

Las entregas comenzaron a salir a la venta en fascículos bimensuales, con dos hojas de texto explicativo impreso a dos columnas, en español y francés y unas cuatro estampas, mezclando en cada cuadernillo provincias, textos y monumentos. Esto creó un cierto caos, lo que supuso que no se pudieran construir unidades temáticas completas hasta 1877. Con el tiempo, las hojas de texto aumentaron en número, con el fin de cerrar el máximo de monografías, aunque con las 89 entregas publicadas entre 1859 y 1881 solo pudieron completarse 32 de ellas.

El total de las imágenes representan monumentos de 24 provincias, frente a las 50 que formaban la división territorial de España desde 1833, e incluso dentro de las que aparecen, hay un enorme desequilibrio, ya que hay provincias con una sola lámina, como Gerona, y otras que cuentan con 49 como es el caso de Toledo.

Cuando en 1881 se suspendió la edición de la obra, las estampas sobrantes fueron depositadas en los almacenes de la Calcografía Nacional, donde permanecieron hasta que, en el año 2014, se decidió realizar una exposición con este magnífico fondo, comisariada por el Académico Delegado de la Calcografía, D. Juan Bordes. Para ello se procedió a ordenar y numerar las estampas, lo que nos permitió crear un catálogo de todas sus láminas, hasta entonces inexistente.

Se ha intentado hacer una catalogación lo más completa posible dadas las circunstancias. En la ficha de cada estampa se ha incluido el cuadernillo en que fue publicada, cuando esto ha sido posible y, gracias a un artículo de Javier Ortega Vidal, en el que indica el año de publicación de cada cuadernillo, ha sido posible fecharlas. En el Gabinete de dibujos de la RABASF se conservan los dibujos preliminares de muchas de estas estampas, por lo que también se ha incluido su número de inventario.

Esta magnífica colección, que hoy abrimos al público, es quizá una de las fuentes más importantes para conocer el estado en el que se encontraban los monumentos españoles a mediados del siglo XIX y ver cómo han ido evolucionando. Por desgracia, en algunos casos, estas estampas sirven como recuerdo de algunos edificios que sucumbieron al paso del tiempo.

Mayo de 2020
Pilar García Sepúlveda
Calcografía Nacional


Página 1 de



NOTA: Estas bases de datos son el resultado de un trabajo acumulado en diversos departamentos y en períodos diferentes. Los usuarios comprobarán que hay registros incompletos y desiguales en contenido, campos que deberán ser revisados e imágenes que iremos sustituyendo a medida que se vayan haciendo las campañas fotográficas. Todo ello será un trabajo de meses y quizá de años que deseamos no demore la accesibilidad de las personas interesadas en conocer nuestras colecciones. Rogamos nos disculpen estas deficiencias que iremos subsanando de manera escalonada y de lo cual daremos periódicamente cuenta en nuestra página web y redes sociales.

© 2017-2020. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. c/ Alcalá, 13. Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Esta base de datos/portal web se ha iniciado gracias a una subvención nominativa de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid con cargo a los presupuestos municipales de 2018