González Velázquez, Isidro


Madrid, 1765 - 1840

Apuntes de un molino en barca sobre la corriente del Tiber en Roma

Departamento: Museo
Nº Inventario: IGV-122
Fecha: 1791-1796
Medidas: 214 x 156 mm
Técnica: Papel verjurado ahuesado. Tinta.
Procedencia: Adquirido en 2018 con cargo a la herencia Guitarte, a través de uno de sus descendientes.
Anotaciones: [Tinta negra] El furo de las ruedas es de una madera llamada en Italia / Cerno. Las ruedas de palas son generalmente de / Olmo, y los tablones de las Barcas son de Ischio / galoncello / Toda la Armadura general de las Barcas son de / castaño; como tambien los trabes o cadenas que ligan / las dos dichas / Los tablones son unidos, y enclabados como / demuestra la figª A.
Observaciones:
La serie de dibujos que abarca desde IGV-115 al IGV-122 son apuntes sobre los molinos en barca en el río Tiber. Los molinos en barca, o molinos flotantes, eran una variante de los molinos hidráulicos o de agua, estaban realizados con la misma ingeniería que estos, y además juntaban la arquitectura popular con la maquinaria correspondiente, adaptándose, así al lugar ubicado.
Relacionados IGV-102 al IGV-105.
Los molinos de agua, han sido muy importantes para la sociedad. Aunque llegaron desde Oriente Próximo, en el Imperio romano se empezaron a desarrollar de forma muy detallada, pero su gran expansión llegó en la Edad Media. Los molinos de agua se usaban para diferentes actividades aprovechando la corriente del río, que algunas ocasiones, al tener demasiada fuerza, podía llegar a romper el molino o crear desperfectos. Estos molinos hidráulicos fueron estudiados, durante años por diferentes ingenieros, como Leonardo da Vinci, en su Códice Hammer, donde explica la funcionalidad y la construcción de un molino de agua, que puede tratarse del molino de San Niccolo en Florencia. 
Los molinos en barca fueron una vista habitual del río Tiber, siendo los protagonistas de estos paisajes, desde la segunda mitad del siglo XV hasta la mitad del siglo XIX, pero se cree que en el Tiber aparecieron con el General bizantino Flavio Belisario (505-565), como cuenta Robert Gaves en su novela de 1938 El Conde Belisario, donde describe que durante el asedio de los Godos a Roma en el 537, quedaron parados los molinos y este general ideó los primeros molinos en barca para abastecer a la ciudad de harina.
Eran construcciones de madera, pero el mantenimiento y el trabajo que se realizaban en ellos y la conservación que llevaban a cabo los dueños, hizo que se trasladasen de generación en generación y se mantuvieran durante años. Los trabajos desempeñados en estos molinos, consistía en la molienda de diferentes materias primas, principalmente cereales, y en su mayoría, trigo.
Este tipo de molinos no están demasiado representados en la pintura; una de las primeras, y únicas, representaciones se encuentra en el cuadro de Jan Van Eyck, Virgen del canciller Rolin, en 1435, conservado en el Museo del Louvre. En este cuadro, se representa una ciudad, probablemente Lieja, donde se ven tres molinos flotantes, que se distinguen gracias a la minuciosidad de este pintor. 
Este dibujo, que parece más definitivo que el resto de la serie, pues uso la tinta negra para realizarlo, muestra la sección del barco del molino. En la figura A, como el mismo Isidro González Velázquez nombra a su dibujo, se observan cómo van unidas las maderas en este barco, y su funcionalidad. Además, gracias a las notas técnicas, da información hasta del tipo de madera que se usa para este molino. Es curioso ver que se usa un tipo diferente de madera para cada parte, dependiendo de las características de cada madera, se usarían de varios tipos, ya que no es lo mismo hacer la noria que la barca y necesitarían unas características diferentes en cada una de las partes del molino para asegurar su durabilidad y su buen funcionamiento. El interés que debió despertar este tipo de arquitectura en Isidro González Velázquez en este viaje a Italia, le llevo a estudiar hasta el tipo de material que se usaba para su construcción. 

Bibliografía:
  • GARCÍA SÁNCHEZ, Jorge, "El viaje al sur de Italia de Isidro González Velázquez", Academia. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 94 y 95, 2002, 27-44.  
  • SEGARRA LAGUNES, Mª Margarita, "Le attività produttive del Tevere nelle dinamiche di trasformazione urbana: i mulini fluviali", Il Tevere : sistema idraulico e asse produttivo (XVe-XIXe siècle), Escuela francesa de Roma, Roma, 2006  
  • GIUSTINI, Laura, "I molini lungo il Tevere a Roma agli inizi dell'Ottocento", Il Tevere : sistema idraulico e asse produttivo (XVe-XIXe siècle), Escuela francesa de Roma, Roma, 2006  
  • BRUN, M. Jean-Pierre, "Techniques et économies de la Méditerranée Antique", L'archéologie de l'énergie dans l'antiquité, Colegio de Francia, París, 2012  
  • SEGARRA LAGUNES, Mª Margarita, "El Tíber, paisaje milenario", Paisagem antiga, sua construção e (re)uso, reptos e perspetivas (coord. Lino Tavares Dias, Pedro Alarcão), CITCEM Ediciones Afrontamento, Portugal, 2017,  
Compartir esta obra

Otras obras en la colección


NOTA: Estas bases de datos son el resultado de un trabajo acumulado en diversos departamentos y en períodos diferentes. Los usuarios comprobarán que hay registros incompletos y desiguales en contenido, campos que deberán ser revisados e imágenes que iremos sustituyendo a medida que se vayan haciendo las campañas fotográficas. Todo ello será un trabajo de meses y quizá de años que deseamos no demore la accesibilidad de las personas interesadas en conocer nuestras colecciones. Rogamos nos disculpen estas deficiencias que iremos subsanando de manera escalonada y de lo cual daremos periódicamente cuenta en nuestra página web y redes sociales.

© 2017-2021. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. c/ Alcalá, 13. Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Esta base de datos/portal web se ha iniciado gracias a una subvención nominativa de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid con cargo a los presupuestos municipales de 2018