Matrices y estampas de Francisco de Goya

La última serie que realiza, entre 1816 y 1823, es la de los Disparates. En ella abundan las visiones oníricas, la presencia de la violencia y el sexo, el miedo a lo desconocido y la ridiculización de las instituciones relacionadas con el Antiguo Régimen y, en general, la crítica del poder establecido. Se trata de una serie inacabada que carece de una unidad y una lógica narrativa, siendo difícil de interpretar por sus enigmáticas imágenes.

Goya empezó a trabajar en la serie en 1815, un año antes de poner a la venta la serie de la Tauromaquia. Pese a que ninguna de las planchas está fechada, la aparición de una prueba de estado del Modo de volar (Disparate 13) en el ejemplar de Juan Agustín Ceán Bermúdez, nos confirma esa fecha. Cuando Goya abandonó España para establecerse en Burdeos, las láminas de cobre de los Disparates y los Desastres de la guerra permanecieron en la Quinta del Sordo. Se desconoce qué pasó con las planchas hasta que en 1856 Jaime Machén Casalins, como su propietario, las ofreció al Estado con destino a la Calcografía Nacional. En octubre de 1862, la Real Academia de San Fernando adquirió los dieciocho cobres de los Disparates, junto con ochenta de los Desastres de la guerra. (Fuente: Junta Ordinaria del 9 de noviembre de 1862).  Además de las 18 láminas que se conservan en la Calcografía Nacional, existen otras cuatro que pertenecieron al pintor Eugenio Lucas y que se encuentran en el Museo del Louvre de Paris.

Leer más

El título bajo el que se reúnen las diferentes estampas ha sufrido desde el principio cambios que no han hecho más que afianzar el carácter de ambigüedad y enigma de la serie. El término Caprichos, con el que se conocieron inicialmente, fue pronto desplazado por el de Sueños, y a partir de la primera edición, la Academia impuso el de Proverbios, siendo este también desechado a favor de Disparates, nombre con el que se le conoce y que se basa en los epígrafes de las pruebas de estado conservadas en las que aparece esta palabra.

La serie de los Disparates es la más compleja de todas sus series gráficas. Su carácter inconcluso, la inexistencia de leyendas explicativas, la ausencia de portada, la incomprensión de algunos de los títulos que aparecen en las pruebas de estado, la nula referencia a estas estampas en las fuentes de la época y su caprichosa ordenación, son algunos de los factores que la convierten en una de las más enigmáticas de la producción de Goya. Se trata de una serie poblada de personajes grotescos, fantásticos, monstruosos y a veces deformes que nos pueden hacer pensar en la tradición festiva del Carnaval como momento transgresor y de rechazo a la autoridad. Todo esto lleva a plantearse una segunda lectura, la de un Goya que, a través de sus Disparates, hace una denuncia de todos los abusos cometidos durante el reinado de Fernando VII, por el rey, la iglesia y los militares. (Fuente: Catálogo general, Calcografía Nacional, 2004, 478-483)


Página 1 de



NOTA: Estas bases de datos son el resultado de un trabajo acumulado en diversos departamentos y en períodos diferentes. Los usuarios comprobarán que hay registros incompletos y desiguales en contenido, campos que deberán ser revisados e imágenes que iremos sustituyendo a medida que se vayan haciendo las campañas fotográficas. Todo ello será un trabajo de meses y quizá de años que deseamos no demore la accesibilidad de las personas interesadas en conocer nuestras colecciones. Rogamos nos disculpen estas deficiencias que iremos subsanando de manera escalonada y de lo cual daremos periódicamente cuenta en nuestra página web y redes sociales.

© 2017-2022. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. c/ Alcalá, 13. Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Esta base de datos/portal web se ha iniciado gracias a una subvención nominativa de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid con cargo a los presupuestos municipales de 2018