Sepedet

Nº Inventario: BE-13
Descripción: Figura cubierta de pátina negra
Dimensiones: 13 x 3,5 cm
Datación: Dinastía XXV
Estado: En buen estado
Observaciones: Los pies se apoyan sobre un soporte plano de bronce. Es una representación femenina desnuda sobre cuya cabeza se encuentra un bonete con un punto dorado a cada lado en el que se apoya una estrella de cinco puntas. La estrella es una pieza aparte y está pegada. El brazo izquierdo está unido al cuerpo y en la mano falta un objeto. El brazo derecho se alza formando ángulo recto, postura característica de las representaciones de estrellas. El rostro es ancho y plano, muy bien modelado, lo que la aproxima a las peculiaridades de las formas nubias, por ello, puede fecharse en la Dinastía XXV.
Las figuras que representan a Sepedet son escasas.
Roeder relaciona cuatro piezas, todas ellas, no obstante, confundidas con Satet. Otras tres del mismo tipo se encuentran en Atenas, Leiden (inv. F1995/4.1) y Budapest (Nº inv. 4). Esta última, aunque iconográficamente es totalmente Satet, lleva una inscripción que dice: “Sepedet, le sea dada vida”.
Esta estatuilla es, desde el punto vista iconográfico, excepcional. No he encontrado paralelo alguno con otras esculturas de esta diosa-estrella. Ni sus representaciones murales en los techos astronómicos de la Tumba de Sethy I (KV 17), del Ramesseum o del Templo de Dendera, ni las estatuillas de diferentes museos, tienen el aspecto de esta figura del Museo de la Academia de San Fernando.
Iconografía:
Diosa que personifica la estrella Sirio o Sothis, de la Constelación del Gran Can, la más brillante del firmamento. Su aparición en el horizonte después de 70 días oculta, coincidía con la inundación anual del Nilo que fertilizaba las tierras. Por esta razón, desde las primeras dinastías se la consideraba como la diosa que traía la crecida con la que comenzaba el año. Así, la aparición de Sepedet, hacia el 19 de julio, significaba el primer día del mes Djehuty. Estaba asociada a la fertilidad y al tiempo, y a Isis como ya atestiguan los Textos de las Pirámides. Se la veneró en la antigua Per Sopdu, hoy Saft el-Hinna, cerca de Bubastis. Es una mujer con una estrella en la cabeza que sujeta con la mano derecha. En ocasiones se toca con dos plumas sobre las que va la estrella y un disco en la base. En la Baja Época se la confunde con Satet, diosa de Elefantina también relacionada con la crecida del Nilo.
Bibliografía:
  • ROEDER, Gunther, Agyptische Bronzefiguren, Berlín, 1956, vol. II, p. 224.
  • NAGY, Istvan, Guide to the Egyptian Collection. Museum of Fine Arts, Budapest, 1999, p. 76, il. 60
Compartir esta obra

Otras obras en la colección


NOTA: Estas bases de datos son el resultado de un trabajo acumulado en diversos departamentos y en períodos diferentes. Los usuarios comprobarán que hay registros incompletos y desiguales en contenido, campos que deberán ser revisados e imágenes que iremos sustituyendo a medida que se vayan haciendo las campañas fotográficas. Todo ello será un trabajo de meses y quizá de años que deseamos no demore la accesibilidad de las personas interesadas en conocer nuestras colecciones. Rogamos nos disculpen estas deficiencias que iremos subsanando de manera escalonada y de la cual daremos periódicamente cuenta en nuestra página web y redes sociales.

© 2017-2019. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. c/ Alcalá, 13. Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Esta base de datos/portal web se ha realizado gracias a una subvención nominativa de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid con cargo a los presupuestos municipales de 2018